Seleccionar página

Antes de que se inventara la escritura ya existían los símbolos, porque nada refleja mejor un sentimiento, una emoción. El chaleco de Voluntari@s por Madrid nos define, es nuestro modo de reflejar la energía que nos une como equipo. Y por eso, los voluntarios y voluntarias lo llevamos en cada proyecto.

Nos gusta sentirnos identificados como sinónimo de buena vecindad, de orgullo, porque salimos a la calle para hacer del mundo un lugar mejor. Somos agentes activos de cambio, y vibramos de emoción mientras formamos parte de la vida de nuestra ciudad.

La voluntaria Eva Marcos con el nuevo chaleco, en el acto final del proyecto Escuela Sociodeportiva para la población infantil ‘El Gallinero’.

“Yo sé que vosotros disfrutáis con esto y lo entiendo porque no hay mayor disfrute que trabajar por los demás“, se dirigía Manuela Carmena a los voluntarios y voluntarias en la celebración de Día Internacional del Voluntariado 2017. Cientos de personas se congregaron en la Plaza de Callao para bailar un flashmob al ritmo de la canción “Madrid, Madrid, Madrid”. Esta fiesta también sirvió para presentar el nuevo chaleco de Voluntarios por Madrid que ha diseñado Ágatha Ruiz de la Prada y que estamos implantando paulatinamente en los eventos más importantes.

“Desde un primer momento me dijisteis que los chalecos eran muy feos”, confesó ese día la alcaldesa. Manuela Carmena se comprometió a hacer unos chalecos “más bonitos” y ya estamos luciendo las primeras unidades. En 2018 somos más de 12.500 voluntarios y voluntarias, y por ahora solo contamos con unos 1.300. Por eso, nuestro nuevo distintivo sólo puede verse en las ocasiones especiales y eventos más importantes: las mesas de votación presencial de los Presupuestos Participativos, el evento final del Proyecto Escuela Deportiva para la población infantil ‘El Gallinero’, o la celebración de Madrid Orgullo 2018.

La alcaldesa, Manuela Carmena, presentando el nuevo chaleco de Voluntarios por Madrid, en el Día Internacional del Voluntariado 2017.

Mientras tanto, también podrás identificarnos con los míticos chalecos naranjas que hemos usado durante estos años y que tantas alegrías nos han dado. Porque, ya sea amarillo y rosa o naranja, lo que más nos importa es llevar con satisfacción nuestros valores: el orgullo de ser de Madrid y salir a la calle a luchar por la igualdad, el respeto, la libertad, la diversidad, el cuidado por nuestra ciudad, por el medio ambiente y los animales.

Comparte esta noticia